dimecres, 25 de novembre de 2009

LES DONES A LA GUERRA CIVIL I A LA DICTADURA FRANQUISTA / LAS MUJERES EN LA GUERRA CIVIL Y EN LA DICTADURA FRANQUISTA





Arriba d’Irlanda els anys 70 per a quedar-se. Com historiadora comença els seus treballs d’investigació sobre la Guerra Civil i sobre el paper de la dona en aquesta. 

A la dècada dels 70 sorgeix una corrent historiogràfica interessada en la Guerra Civil, però respecte a les dones havia una fractura, no es considerava a les dones com objecte d’estudi i canvi social, aquesta vessant no s’havia contemplat mai.

Quan vaig començar amb les meves recerques un col·lega em va dir que m’ho estava inventant tot, gràcies a la tasca de recuperació de documents que van fer les bibliotecàries, guardianes d’aquests, va quedar constància del paper de les dones. Dones lliures, secretariat femení del POUM, això era un invent?. La historiografia no tenia cap interés en aquest tema, les dones no tenien una plataforma per escriure, per donar a conèixer la seva veritat. S’havia d’explicar la història, les històries i posar nom a les dones protagonistes en tots els camps.

Les dones que van ser part activa durant aquest període, eren dones molt joves, agents de canvi social, convençudes de la seva força i capacitat. Es buscava la genealogia d'aquestes.  Als 70 només era atractiva la dona miliciana, la que va treballar a la reraguarda va ser infravalorada per què van considerar la seva tasca dins de l’àmbit privat i per tant no tenia lectura política. A les jornades que es van fer durant els 70 i 80, que van ser moltíssimes, no va tenir cap protagonisme la dona antifeixista, la seva visibilitat social i als mitjans va ser nul·la,  va quedar ocult el paper de la dona durant la guerra i la repressió. Al 99 es van fer unes jornades pioneres a Salamanca sobre la dona a la Guerra Civil, es comença a parlar i considerar la importància del treball de la dona en aquests temps, des de l’àmbit acadèmic, també arriba el reconeixement a les dones de la reraguarda.

Les dones republicanes van ser capaces de donar una resposta col·lectiva  a les necessitats de la guerra i a les seves pròpies com a dones. Van haver-hi organitzacions de dones de procedència plural, de les fàbriques, del camp… Al congrés del 1937, el 62% de dones que van participar eren dones treballadores i el 21% eren mestresses de casa, pageses o d’altres. Van elaborar un programa contra la situació de guerra, front de lluita antifeixista, però també d’assistència social, millora de la cultura i de l’educació. Les dones s'organitzen i treballen, el seu paper és fonamental.

Encara que la dona miliciana és la icona contra el feixisme, el paper majoritari de la dona és a la reraguarda i la importància d’aquest és vital.

Els 90 es quan es trenca el silenci de les dones, quan als 70 feiam història oral les dones no volien parlar o consideraven que el seu paper no va ser tan important com per a parlar-ne. Quan neix l’associació de Les dones del 36 hi ha un punt d’inflexió, van fer una gran gestió, van explicar i apropar les seves vides i la d’altres dones a molta gent que desconeixia el paper de les dones durant la guerra. Des d’un discurs d’haver patit ho van convertir en un discurs de la cultura de la pau. Van fer pedagogia als instituts i les universitats i van deixar una petjada profunda en els alumnes que les van escoltar.


                                           Les dones del 36

Les històries de dones començaven a sortir per què les dones començaven a parlar. Una veïna d’una petita botiga de barri em va parlar d’una dona que vivia a una residència d’avis del meu barri. Aquesta va viure la guerra com infermera al front de l’Ebre, al bàndol republicà, era molt jove llavors, una adolescent. Quan va acabar tot, va ocultar la seva història, va fer un pacte de silenci amb el seu marit que va estar al bàndol nacional, mort aquest, va arribar l'hora de poder explicar la seva història.

ANTONINA RODRIGO




Hay mujeres en Granada en la plaza de la Mariana en la proclamación de la Segunda República,  mujeres con banderas tricolores.

La defensa de las libertades en Granada tiene dos imágenes, estas son Mariana Pineda y Federido García Lorca, que ve en las mujeres, los gitanos y los negros los más débiles de la sociedad.
 

El Albaicín, barrio entre los barrios de Granada, planta cara al fascismo tras el golpe de estado y esos dos referentes están presentes. Los hombres se arman, los niños vigilan las calles, es un barrio de obreros, muchos anarquistas y en los cármenes vive la alta burguesía.  Se ha fusilado al alcalde, a los profesores, a los concejales y Federico se queda sin amigos, rompen sus libros dedicados, es un hombre peligroso. Las mujeres se organizan con la intendencia. Radio granada da un ultimátum porque el barrio va a ser bombardeado. Las mujeres y niños que se han rendido acaban en campos de concentración, los hombres, brazo en alto, son cogidos y fusilados, la represalia es feroz.

Represión para hombres y mujeres. Una de ellas, la Zapatera, culta, escritora, pintora, oradora. En Granada una mujer de estas connotaciones era tomada por loca. Ella aspiraba a borrar las fronteras, a la moneda universal, al palacio de todos, humanista, socialista, comunista y anarquista. Así era Agustina González, hija de unos que regentaban  una zapatería. Esta "zapatera prodigiosa", posiblemente la de  Lorca, llevaba a los sindicatos, ateneos y fábricas la cultura. Será una de las primeras mujeres fusiladas, otras permanecerán en prisión. El convento de Granada se abre para meter a las presas. Se oye: “Hemos fusilado a la Zapatera y a Lorca, a él por maricón y a la Zapatera por puta, la hemos matado esta noche”, llegaban con los brazos manchados de sangre.  Agustina está enterrada en la enorme fosa de Víznar como Lorca.  Hubo muchas zapateras.

Trinidad Capeli era la cabeza de era una familia de pescaderos y libertaria. Trinidad no era una intelectual, pero sí una oradora de don, su casa era un comedor para los que no tenían que comer. A Trinidad la meten en la cárcel donde chorrea el agua y es maltratada, torturada, también sus tres hijas siguen su suerte. Una de éstas está dando el pecho a su niña cuando vienen a por ella, le entrega su criatura a su hermana, novia de un falangista, porque esta no iba a morir. Trinidad y dos de sus hijas ,junto a varios miembros de su familia son llevadas al paredón y fusiladas.

Rosario Fregenal funda el sindicato de la aguja en Granada, era la modista de la hermana de  Manuel de Falla. Es encarcelada y Falla habló con los jueces para interceder por Rosario, como lo hizo para salvar a mucha otra gente, aunque en este caso fracasó.

Un acontecido que muestra, además de la incultura de los represores, la verdad del exterminio del que fueron objeto los docentes:

-Está ahí el maestro Falla
- pero cómo,  todavía queda un maestro vivo en Granada.

Gerda Leimdöfer (hija del redactor-jefe del principal periódico judío de Berlín), la mujer del rector de la universidad de Granada, Salvador Vila. Fue Salvador alumno de Unamuno, quien se dolió y criticó ferozmente el asesinato de éste. Gerda tuvo que convertirse al catolicismo para poder salvar la vida con la intermediación de Falla.

De las niñas del carmen de la Fuente dice el romancero que fueron fusiladas de blanco porque estas pidieron serlo vestidas de novia.


                                           María Garrido


María Garrido Martín enlace de la guerrilla, su padre era Olla Fría, madre de Montse Fernández Garrido. Forma parte de esas mujeres que llevaban ropa, noticias, comida a los maquis, una mujer bondadosa y valiente. Mujeres que fueron torturadas, obligadas a tomar aceite de ricino, a las que raparon, mujeres supervivientes.

Mi madre, a pesar de su corta edad, se las arreglaba como podía para cuidar la casa y mantenerse y mantener a sus hermanos (cargaba haces de leña de hasta 30 Kgs. y recorría kilómetros con ellos a la espalda, junto a un grupo de hombres, hiciera sol o lloviera, para luego venderlos, forjándose unos graves problemas en los huesos que años después la hacen padecer). Hoy tiene 84 años y continúa padeciendo terribles pesadillas todas las noches, por las que grita desesperadamente, reviviendo el infierno que les tocó sufrir. Mi madre visitaba regularmente a mi abuela, recorriendo 24 Kms. a pie, para llevarle alguna cosita para alimentarse, vestirse o para la higiene. O simplemente, para verla y tranquilizarla sobre la suerte de sus otros hijos (que malvivían como podían en un pueblo en el que era obligatorio parecer fascista. Y ellos tenían el estigma de ser hijos de un comunista, que además estaba en el maquis). Detuvieron a mi madre y, siendo aún menor de edad, la llevaron a la cárcel. Pero a Iznallor, otra prisión de la provincia de Granada, distinta a la que estaba encerrada su madre. (Montse Fernández Garrido, hija de María Garrido, revista Memòria Antifranquista del Baix Llobregat nº 8)


MIRTA NÚÑEZ DÍAZ-BALART





La miliciana representaba la modernidad, mujer joven, sin cargas familiares, tenía una entidad para la nueva etapa republicana. Hacía muy poco que la  mujer estaba como sujeto público, en un período en que se abren oportunidades, pero en que el que su número es pequeño. Período que se cierra al perder la guerra.

La mujer puede estar apaleada pero sobre todo callada, amedrentada, empobrecida. En su  papel pasivo de sufrir la pobreza no puede pensar que su vida pueda ser de otra manera. El sueño tiene que ser aplastado para demostrar que la realidad está establecida así. Tienen que escarmentar para que sepan que otro mundo no es posible y no transmitan esos sueños a sus hijos.

Los vencedores ni siquiera se molestan en cambiar el código militar que es aplicado a los civiles. Sentencias que perduran, por eso hay que anularlas, porque los juicios no solamente eran elegítimos, sino ilegales. Con la ley de responsabilidades políticas se legalizan las expropiaciones. Se represalia y se roba.

La mayor parte de los represaliados no eran militantes, ni activistas, se les castigaba por no haber apoyado el movimiento nacional o por haber apoyado a la República. Se les castigaba como medida ejemplarizante separándolos del resto de la sociedad. Hay una voluntad de visibilidad de esta represión, un ejemplo es el turismo carcelario, que movía a los presos de un penal a otro,  movimiento que era visto por la población civil. Las cuerdas de presos andrajosos, sucios y derrotados eran exhibidos para ahuyentar cualquier idea de rebelión.

Las mujeres también fueron represaliadas y en ellas la visualización de la humillación era mayor, eran señaladas en público, se les hacía burla y escarnio, peladas y obligadas a ingerir aceite de ricino en público con su efecto laxante a los ojos de todo el público. Se las humilló de más maneras, con la servidumbre, obligadas a limpiar la Iglesia o el cuartelillo de la Guardia Civil.

Fueron sometidas a un duro tratamiento de reinserción desde la programación con el ideario del vencedor. Si la mujer es amedrentada rompe la cadena de transmisión a sus hijos, sólo es portadora de silencio.

Mujeres que buscaban y llevaban comida y ropa limpia a los presos, que luchaban por salir adelante en condiciones totalmente adversas, ¿qué hubiera sido de tantos hombres encarcelados sin ellas?

Si se niega la existencia de presos políticos, porque no son más que criminales, en el caso de las mujeres tampoco existe este reconocimiento sino que son putas rojas. Nadie quiere tener un criminal en su familia y menos una mujer libre, con las connotaciones que tenía el serlo en ese momento.

En 1939 hay, según el INE, 280.000 presos reconocidos. Hay 120.000 víctimas de la criminalidad franquista. Mientras tanto el régimen se da golpes de pecho: “nosotros atendemos espiritualmente a estos que se han rebelado contra nosotros”. Les damos educación a sus hijos en colegios religiosos y les damos de comer, algunos se llegan a convertir en monjas y curas.

El que quiere tener una oportunidad de salvar la vida o salir de la cárcel tiene que entrar en la búsqueda de avales con la creación de las redes de agradecimiento. Un chiste de aquellos años es muy gráfico: un preso espera a su novia quien le dice te traigo tres, -pero Puri ¿de quién son?, – uno del alcalde, –de ese asesino, -sí, otro del jefe de la Guardia Civil, - otro asesino mal nacido,  Puri,  - y el tercero del cura, -Puri, esto si que no puedo admitirlo, - pero Paco,  ¿qué estás pensando? ¡qué son tres avales lo que traigo, no tres chavales!


Per primera vegada a la història la incorporació significativa d’importants sectors de dones, que volien lluitar amb les armes, supera l’anècdota. Trobem dones de totes les ideologies polítiques lluitant al front.




Esclata la guerra i la República es queda sense exèrcit, per a aturar l’aixecament les organitzacions sindicals i partits, de manera espontània, formen milícies per lluitar, creant un nou exèrcit. Quan s’organitzen aquestes milícies hi ha dones conscienciades en aquests sindicats i partits que decidieixen anar voluntàries al front. Parlem de les primeres setmanes de guerra. La ruptura era que aquestes dones partien d’un principi de llibertat que defenien amb les armes.






Alguns exemples:

La consciència antifeixista va ser fonamental entre totes aquestes dones de diversa procedència política.

A l’anarquista Concha Pérez, que ja havia participat al 33 a uns fets amb armes i que el juliol del 36 va assaltar la caserna de Pedralbes, qui li diu que no vagi al front d’Aragó?

Meri Arbonès del POUM: les dones es van sentir com els homes, van assaltar casernes i per a això també van anar al front.

Aurora Arnáiz feia controls de cotxes vestida amb el mono Blau i les pistoles a la ma, era de les joventuts del PSUC.

Rosario Dinamitera, que va morir el 2008, membre de les JSU, comunista, va ingressar al 5º Regimiento, a Somosierra, fabricava bombes de ma, quan  una d’aquestes li va esclatar i va perdre la seva ma, quan van guarir les seves ferides va tornar al front i una vegada perduda la guerra va patir la repressió.  Miguel Hernández li va dedicar un bonic poema.







Lina Òdena va ser la més coneguda i reconeguda entre les comunistes. Ja va participar als fets del 34 amb les armes. Lina abans de caure en mans dels falangistes es va suïcidar d'aquí la mitificació de la seva persona.

Mika Etchebéhère, brigadista argentina, va militar al POUM i  després dels fets de Maig del 37 es va refugiar al batalló anarquista de Cipriano Mera. Va arribar a ser capitana d’una “Compañía”.

Altra miliciana del POUM va ser Emma Roca de la que Mika deia: “Emma parecía muy pequeña con su ropa militar, pero tenía tal porte marcial que la llamábamos ‘nuestro soldado de chocolate’” . Emma va patir la repressió i va estar a la presó fins el 1947.




María “La Jabalina” , dreta foto, militant joventuts llibertàries, es va enrolar a la columna  de Hierro i va ser afusellada l’any 1942, va tenir un fill del que mai va es va saber res, un nen perdut del franquisme.




María de la Luz Mejías, de les JSU va posar-se com a nom Mario per poder quedar-se al front.











Va haver milicianes al front d’Aragó, a Cantabria, a Euskadi,…. Però no totes van lluitar com els homes, a moltes li va tocar reproduir el rol tradicional de les dones: rentar roba, fer el menjar o fer d’infermera.  Algunes no es van aturar: “Manuela he oído que en vuestra columna las mujeres tienen los mismos derechos que los hombres, yo no he venido al frente para morir con un trapo de cocina en la mano”

No a tot arreu les dones milicianes estaven ben vistes, després de l’estiu del 36 a la tardor, es va generalitzar la creència de que les milicianes eren prostitutes portadores de malalties que causaven més baixes que les bales enemigues. María Luz Mejías relata a les seves memòries com una dona d’un poble d’Extremadura la va tractar de “putilla”.

Quan van ser enviades a la reraguarda la indignació va ser molta entre moltes milicianes que estaven desenvolupant tasques “masculines”. Concha Pérez estava a la Columna Ortiz i explica com va rebatre a aquest tots els arguments contraris a la dona al front, fins a deixar-li sense cap. La mentalitat de la societat patriarcal no havia canviat. Els homes tenien al front una actitud paternalista amb les milicianes, i en aquest punt es van posar d’acord els comunistes i els anarquistes.





Després d’aquestes dones va haver dones als moviments guerrillers i en els conflictes que van esdevenir al món després.

La igualtat de sexes va ser una quimera.


PAQUITA CRUZ

Me llamo Paquita Cruz y soy una niña de la cárcel. Me gusta cuando me llaman Francisca porque ese era el  nombre de mi madre aunque me duele enormemente no poder recordar su rostro, sólo su imagen en una fotografía.

La madre de Paquita muere en Ucles, en la prisión, y a ella la llevan a la celda de su padre “que había sido “muy malo” porque además de rojo había sido comisario político” quien pide que la lleven con su tía. Su infancia es un ir y venir de las cárceles franquistas y para rematar ese macabro peregrinaje su padre acaba en el Valle de los Caídos.

Su abuela se volvió loca, pero como no iba a hacerlo si había perdido a todos sus hijos.




PEPITA LEÓN

La Guerra Civil, no podemos denominarla así, desde el momento en que los felones se levantan contra el gobierno legítimo con ayuda de foráneos, moros, italianos, alemanes, portugueses.  No es un asunto de españoles como dicen los franceses porque estaba el fascismo internacional implicado y los archivos nos dan la razón. Un gato es un gato y un perro un perro.




MIGUEL ÁNGEL RODRÍGUEZ ARIAS



 
Los olvidados crímenes contra la humanidad de género.

Hay que desmontar falacias como que los niños perdidos es cosa de la historia y no hay que hacer justicia. Las fosas no es Memoria Histórica es un crimen contra la humanidad, es genocidio. No es normal que vayan asociaciones de familiares a exhumar. Lo normal cuando hay desaparecidos es que el estado los busque.


Los niños perdidos del franquismo y los crímenes de género no aparecen en la Ley de la Memoria. La memoria de género, yo digo, verdad, justicia y reparación de género, no está contemplada.

Los huesos de los combatientes republicanos andan tirados en lo que fue Frente del Ebro como si fueran los de un perro, se trata de desaparecidos en combate y la convención de Ginebra dice que hay que buscarlos.

Los niños perdidos es un crimen para siempre, permanente. Emilia Girón: Aunque nunca supo si seguía vivo o con qué nombre había muerto, Emilia Girón nunca olvidó a su segundo hijo. Quería llamarle Jesús y se lo quitaron en el hospital de Salamanca, adonde la habían desterrado por ser hermana de uno de los guerrilleros más famosos de España, Manuel Girón, El león del Bierzo.
Antes de dar a luz a Jesús, Emilia había sido torturada decenas de veces para que confesara el paradero de su hermano. "Iban a buscarla a casa casi cada día. Una hora después de parirme a mí fueron a por ella y se la llevaron todavía sangrando al puesto de la Guardia Civil para que identificara a un guerrillero que habían matado, para ver si era mi tío. La molieron a palos", explica Antonio Prada Girón, otro de sus hijos, que ha oído muchas veces aquel relato.
"Yo sé que lo parí. Se lo llevaron para bautizarlo, pero no me lo devolvieron. No lo volví a ver más. Supongo que un matrimonio que no tuviera hijos se lo quedó, pero a mí no me pidieron permiso", relató Emilia Girón ante la cámara de Montserrat Armengou, autora del documental Los niños perdidos del franquismo. Ahora es su hijo Antonio quien le sigue buscando. "Mi madre murió el año pasado, a los 96 años, con la pena de no haberle encontrado. No dejó de pensar en él ni un solo día. Porque mi madre lo parió, y de eso no pudo olvidarse", explica Antonio. "Le tenía siempre en el pensamiento. Nos repitió muchas veces que teníamos otro hermano y que se lo habían robado. Le quería tanto como a nosotros cinco".
El caso de Emilia Girón es uno entre muchos de una madre que muere sin saber donde llevaron a su hijo robado. Es inadmisible.

Si los hechos se cometen antes de haber firmado el convenio por el cual deben ser juzgados, sí pertoca  hacerlo si estos crímenes son permanentes, como los de lesa humanidad. Las mujeres detenidas sin cargo con sus hijos son parte de las detenciones de lesa humanidad. La prostitución forzada es crimen contra la humanidad.


En condiciones normales las monjas según la Convención de Ginebra pueden  prestar ayuda religiosa a las presas, pero no pueden convertirse en carceleras. Los conventos y centros religiosos se convirtieron en centros de detención ilegal y clandestina, pertenecer a una confesión religiosa no exime de responsabilidad. El principio de responsabilidad por el mando se aplica a cualquier organización con disciplina, no sólo al militar, por tanto también a la Iglesia. Las altas autoridades de la alta jerarquía de la Iglesia eran responsables de lo que hacían las monjitas pues eran conocedoras de sus tareas nada cristianas. Las altas autoridades del Vaticano, un país, sabían que las altas autoridades de la COPE  estaban al corriente de las condiciones deplorables en las que estaban las presas a su cargo. Eran responsables y por tanto tienen que dar reparación, indemnizar el Estado Vaticano revelando la verdad, indemnizar económicamente a los republicanos.

La Memoria Histórica nos está dando gato por liebre. Blog Miguel Ángel Rodríguez Arias.

Buscar más abajo su interesantísima intervención en Vídeos Conferenciants.


Formàvem un grup heterogeni, hi havia de tot: comunistes, anarquistes, socialistes, d’Esquerra Republicana, totes amb el nostre caràcter. Així les reunions no eren fàcils i de vegades m’havia de posar seria, però hi havia molt de cor i unió.

Hem estat a totes les ràdios fins a la COPE, 29 llibres han recollit el nostre testimoni, tenim 2 creus de Sant Jordi, 3 d’Or de Macià, la medalla d’honor de la ciutat de Barcelona. Hem donat conferències a instituts i universitats, fins i Tot la Trinidad, ara amb 96 anys, va donar el seu testimoni a un local okupa.

Com assembleàries que som ens vam reunir per decidir per coherència i dignitat, i per unanimitat dissoldre l’associació, no volien fer pena. Com punt i final em vaig atrevir a escriure un llibre sobre la nostra entitat "Les dones del 36", dones fortes d’esperit, tendres de cor.




VÍDEOS CONFERENCIANTS






























































CONCLUSIONS JORNADES DONA I DICTADURA


DECLARACIÓ DE L’ASSOCIACIÓ CATALANA DE JURISTES DEMÒCRATES CONTRA L’ IMPUNITAT DELS CRIMS DE LESA HUMANITAT DE GÈNERE COMESOS PEL FRANQUISME:

En motiu de les jornades “Les Dones a la Guerra Civil i a la Dictadura franquista” celebrades a Barcelona els dies 13 i 14 de novembre de 2009, reunides més de 20 persones expertes de diferents àmbits disclipinars, testimonis, represaliades i a més de 200 persones assistents s’han examinat les qüestions relatives al paper de les dones a les zones rebels en contraposició a les zones republicanes; les dones represaliades per haver estat la 1ª generació de dones en exercir els seus drets i llibertats, les dones víctimes dels oblidats crims de lesa humanitat de gènere ; la dona lluitadora en la mobilització política, sindical, antirepressiva; la dona a la lluita armada i en el front de guerra; la dona durant la transició; la dona com a protagonista i única autora de la seva pròpia memòria històrica i la dona davant la manca d’actes de reparació i justícia contra el oblit i la impunitat dels culpables.

En base a tot això formulem les següents conclusions:

1- Exigim Veritat, Justícia i Reparació per a totes les víctimes del genocidi franquista en totes les seves formes.

2- Denunciem, en particular, el complet oblit dins la llei de la Memòria Històrica els crims de lesa humanitat contra les dones republicanes i que són:

2.1) Vulneració flagrant de la Convenció de l’Haya de 1898 i de Ginebra de 1929 contra les dones combatents per la II República.

2.2) Detencions il·legals massives i sense càrrecs de dones sistemàticament com a represàlia  per la seva defensa del regim democràtic republicà o pel seu simple lligam de parentesc.

2.3) Tortura i tractes degradants a les dones dins les comissaries, presons i centres de detenció il·legal del franquisme.

2.4) Violacions i abusos sexuals a les preses i detingudes.

2.5) Violació de les condicions higièniques, alimentàries i sanitàries reconegudes als Convenis Internacionals, en particular respecte a les mares lactants preses i els seus nadons, amuntegats, dormint al terra i molts d’ells deixats morir de fam i malaltia.

2.6) Desaparició forçada de menors sostrets dels braços de les seves mares preses, per ser lliurats a famílies adeptes a la dictadura. Aquest continua sent el major cas vigent actualment, a nivell europeu, de discriminació dels Drets Fonamentals de les Dones en l’esfera de la maternitat i de desaparició infantil, expressament contrari al Conveni Europeu del Drets Humans i a la Convenció Internacional per a l’eliminació de totes les formes de discriminació contra la Dona.

3- Reclamem al Govern espanyol l’obertura d’una investigació oficial efectiva i independent de tots els seus crims, tal i com exigeix el Tribunal Europeu de Drets Humans, que condueixi a l’aclariment dels fets i a l’enjudiciament penal del seu responsables.

Per totes les Dones represaliades pel franquisme : AQUEST HA DE SER EL NOSTRE MILLOR HOMENATGE.


Barcelona, 14 de novembre de 2009


DECLARACIÓN DE LA ASSOCIACIÓ CATALANA DE JURISTES DEMÒCRATES CONTRA LA IMPUNIDAD DE LOS CRIMENES DE LESA HUMANIDAD DE GÉNERO COMETIDOS POR EL FRANQUISMO:


Con motivo de las jornadas “Las Mujeres en la Guerra Civil y en la Dictadura franquista” celebradas en Barcelona los días 13 y 14 de noviembre de 2009, reunidas más de 20 personas expertas de diferentes ámbitos disciplinares, testimonios, represaliadas y con más de 200 asistentes se han examinado las cuestiones relativas al papel de las mujeres de las zonas rebeldes en contraposición a las de zonas republicanas; las mujeres represaliadas por haber sido la 1ª generación de mujeres en ejercer sus derechos y libertades, las mujeres víctimas de los olvidados crímenes de lesa humanidad de género; la mujer luchadora en la movilización política, sindical, antirepresiva; la mujer en la lucha armada y en el frente de guerra; la mujer durante la transición; la mujer como protagonista y única autora de su propia Memoria Histórica y la mujer delante de la falta de actos de reparación y justicia contra el olvido y la impunidad de los culpables.


En base a todo esto formulamos las siguientes conclusiones:


1- Exigimos “Verdad, Justicia y Reparación” para todas las víctimas del genocidio franquista en todas sus formas.


2- Denunciamos, en particular, el completo olvido dentro de la ley de la Memoria Histórica de los crímenes de lesa humanidad contra las mujeres republicanas y que son:


2.1) Vulneración flagrante de la Convención de la Haya de 1898 y de Ginebra de 1929 contra las mujeres combatientes por la II República.

2.2) Detenciones ilegales masivas y sin cargos de mujeres sistemáticamente como represalia por su defensa del régimen democrático republicano o por su simple lazo de parentesco.

2.3) Tortura y trato degradante a las mujeres dentro de las comisarías, prisiones y centros de detención ilegal del franquismo.

2.4) Violaciones y abusos sexuales a las presas y detenidas.

2.5) Vulneración de las condiciones higiénicas, alimentarias y sanitarias reconocidas en los Convenios Internacionales, en particular respecto a las madres lactantes presas y sus bebés, amontonados, durmiendo en el suelo y muchos de ellos dejados morir de hambre y enfermedad.

2.6) Crímen de Persecución, depuración de los cargos publicos y de ejercer profesiones liberales, así como privadas de ejercer cualquier trabajo. En consecuencia, estigmatizadas y condenadas a la marginación social.

2.7) Desaparición forzada de menores sustraídos de los brazos de sus madres presas, para ser entregados a familias adeptas a la dictadura. Éste continúa siendo el mayor caso vigente actualmente, a nivel europeo, de vulneración de los Derecho Fundamentales de las mujeres en la esfera de la maternidad y de desaparición infantil, expresamente contrario al Convenio Europeo de los Derechos Humanos y la Convención Internacional para la eliminación de todas las formas de discriminación contra la Mujer.


3- Reclamamos al Gobierno español la apertura de una “investigación oficial efectiva e independiente” de todos sus crímenes, tal y como exige el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que conduzca al esclarecimiento de los hechos y el enjuiciamiento penal de sus responsables.



Por todas las Mujeres represaliadas por el franquismo:

ESTE HA DE SER NUESTRO MEJOR HOMENAJE.





Voz: Tere Eguskitza. Música: Aintzina Lekue.
Canciones para la Memoria II - Ahaztuak 1936-1977


Las mujeres de los rojos. Consuelo Ruiz.



Quisiera escribir un himno
a un pobre racimo humano:
las mujeres de los rojos
que en España nos quedamos,
para las que no hubo escape,
para las que no hubo barco.


Las que nos quedamos solas
con sus niños en los brazos.
Sin más sostén ni más fuerza
que el que daba el estrecharlos
como prendas de un amor
contra nuestros pechos flácidos.


Todos perdimos la guerra,
todos fuimos humillados.
Pero para las mujeres
el trance fue aún más amargo.
Largas colas en Porlier
con nuestros pobres capachos.
Caminatas bajo el sol
con los pies semidescalzos.
Caminatas sobre el hielo
tiritando en los harapos.
Largas, duras caminatas
en busca de algún trabajo.
Cansancio y humillación
si lograbas encontrarlo.
Y si no lo conseguías,
humillación y cansancio,
por el pan de nuestros hijos,
siempre un combate diario.


¡Esos días siempre solas,
esos días largos, largos,
que fueron semanas, meses,
que duraron tanto, tanto,
que entre dolor y entre lágrimas,
se convirtieron en años!.


Nuestros hombres en la cárcel,
nuestros hombres exiliados,
nuestros hombres cada día
cayendo como rebaños
en manos de furia ciega
de matarifes fanáticos.


Y las mujeres seguimos,
a nuestro modo luchando
y esa guerra, sólo nuestra
Esa guerra la ganamos.


Los hijos de nuestros hombres
quedaron en nuestras manos
Y supimos inculcarles
un culto casi sagrado
Por los nuestros, los ausentes,
los padres que les faltaron.


Se los pusimos de ejemplo
porque siguieran sus pasos
y logramos convencerles
de que eran buenos y honrados,
aunque en la calle, en la escuela,
les dijeron lo contrario.


Éramos pobres mujeres
y supimos elevarnos
sobre el dolor, sobre el miedo,
sobre el hambre y el fracaso.
Y criamos nuestros hijos
dignos de sus padres, bravos,
serios, dignos, responsables.


Los íbamos cultivando
pilares para un futuro
que aún parecía lejano
y en el que siempre creímos
con los puños apretados.


Quisiera escribir un himno,
grande, estupendo, fantástico,
de pobres mujeres débiles
con heroísmos callados,
de esfuerzos y sufrimientos
que eran el vivir diario.


Y, a pesar de ello supieron,
con un esfuerzo titánico
ir manteniendo la llama
de amor al padre lejano,
al padre que estaba preso
o alque habían fusilado.


Yo quisiera a voz en grito
poder entonar un cántico
Que dijera todo eso,
que bastante hemos callado.


Las mujeres de los rojos
que en España nos quedamos
creemos tener, al menos,
el derecho de contarlo.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada